Blog de lapso

Momentos

Hoy me encuentro mirando el mar, después de estar más de dos años soltero y encontrarme en la misma ciudad donde viví mis primeros momentos de soltería y donde me quede a vivir y a trabajar un año.
En un principio me quedaba en Reñaca con mi hermana y su familia, después me fui a arrendar solo pasando por algunos lugares bastantes desoladores en Valparaiso, al final quede arrendando una  habitación en una casa en Viña del mar, 8 norte con 1 oriente
- vaya que situación, siempre con la mezquindad y el ahorro - mi pieza era algo así como la manzarda o guardilla de la casa, ese espacio triangular con vigas a la vista que habilitan para que pueda tener alguien una cama, un closet y cobrarle 140.000 pesos al mes, pero el resto era compartido, baño y cocina. personalmente salia muy poco de mi pieza por el desagrado de encontrarme a la gente que vivía ahí, se encontraban en una situación bastante deplorable, la mamá, muy anciana estaba postrada y una de sus hijas, una mujer rubia, gorda y judía de 50 años quien se hacia cargo de todo buscaba dinero para poder mantener la situación estable, por lo cual encontrarme con ella podía terminar siendo un posible préstamo o una alza en el arriendo de mi pieza, era normal ver compradores que venia a ver muebles de la casa, estaban vendiendo sus ultimas herencia y las más personal para continuar viviendo el día a día, no tengo nada que juzgar pero los evitaba porque quería evitar ser parte de sus problemas y verme quizás involucrado en soluciones, como algunas veces pasa que hay que sacrificar tiempo, energía y dinero para ayudar al vecino. era algo muy personal de ellos y yo rondaba por ahí, oculto y sigiloso.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: